Como afrontar la vuelta a la oficina de manera más activa y positiva

La vuelta al trabajo después de las vacaciones provoca en muchas personas una gran sensación de fastidio y malhumor.  De nuevo el despertador, los atascos, la misma oficina, los compañeros, el jefe… Para muchos, la vuelta al trabajo supone volver a la rutina, la tensión, las exigencias, las obligaciones, y además este año la incertidumbre laboral … Sin embargo, pensar así de manera reiterativa no nos hace ningún bien, al contrario, aumenta nuestra sensación de malestar y nos hace más complicada la vuelta al trabajo, algo que de cualquier forma hemos de hacer. En este artículo encontrarás tips y recomendaciones que te ayudarán a abordar la vuelta a la oficina de manera más activa y  positiva.

Ten siempre en cuenta que lo más importante eres tú. Te mereces sentirte bien y cuanto mejor te sientas mejor podrás afrontar las situaciones que se te presenten a lo largo del día. Aquí tienes unas recomendaciones fáciles y eficaces que puedes poner en práctica.

Tip 1:   Crea tu imagen de bienestar.

Quédate con una imagen o sensación agradable de las vacaciones. Por ejemplo: un amanecer en la playa, un plato de sabrosa paella, el frescor de la brisa marina en tu cara, la música que escuchaste en un chiringuito… lo que sea, elige una imagen y quédate con la sensación agradable que te produjo. En los momentos que te sientas desanimado, decaído, recuerda esa imagen que te conecta con una sensación reconfortante. Por ejemplo: MAR- calma. Es un par de segundos en los que visualizas el mar y conectas con la sensación de calma.  Practicándolo notarás como sube tu ánimo y te empiezas a sentir mejor. Te puedes apoyar en algo material que te ayude a recordar y revivir la sensación: una foto, una canción,… lo que sea que a ti te sirva para recordar esa vivencia positiva y nutritiva.

Tip 2:  Deja de pensar en las vacaciones y céntrate en este momento.

Han pasado, no van a volver por mucho que lo pienses y lo desees. Seguir dándole vueltas y torturándote con qué pena que han pasado y que fastidio volver a trabajar te hunde más. Fuera esos pensamientos que te llevan al pasado y no te permiten estar en lo que acontece ahora. Para ayudarte puedes hacer este ejercicio: toma un papel y escribe sobre tus pensamientos actuales de malestar. No los juzgues, solo escribe para empezar a liberarlos. Hazlo durante 5 minutos, después rompes el papel y lo tiras.

Este ejercicio sirve para liberar tensión y calmar tu mente pues empiezas a sacar tus pensamientos negativos y los dejas en el papel que luego tiras.

Tip 3:   Cuídate  cada día.

Los primeros momentos de la mañana son esenciales.

La manera en que empiezas el día marca el resto del mismo. El 10 % de tu tiempo al empezar el día marca el 90 % del resto. Es fundamental empezar haciendo cosas que nos den vitalidad para salir de casa centrados y activos. Puedes hacer 5 min de ejercicio, leer algo que te guste y te anime, tomar un desayuno agradable, darte una ducha con un gel de olor agradable, escuchar música animada, vestirte con ropa con la que te veas bien y te sientas cómodo… Arréglate de manera que te veas bien. Sentirnos con una imagen personal cuidada nos da fuerza y seguridad a la hora de interrelacionarnos con los demás.

Tip 4:    Organiza tu día de trabajo: establece pequeñas metas diarias  y empieza ¡ya!

Haz una lista de tareas a realizar y procura priorizar. Escribe 5 tareas, no más, y según las vayas realizando vas añadiendo más de manera que siempre tengas 5.  Muchas personas se agobian pensando en todo lo que tienen que hacer; piensan y piensan sin actuar, y esto les conduce al agobio, la inconcreción, y el bloqueo. Es preferible empezar, ponerse en acción en vez de estar pensando y pensando sin hacer. Anota tareas y empieza ¡ya! Una cosa te llevará a otra. Lo importante es empezar. Cuando logras concretar tus tareas sientes una sensación de logro y satisfacción. Conectas con pensamientos como “puedo hacerlo, puedo conseguirlo”  y esto te da impulso para seguir adelante desde una base real que tú mismo vas creando con tu acción y concreción.

Tip 5:   Dedícate un tiempo al acabar el día.

Al llegar a casa necesitas reponer tu energía y recuperar la calma antes de ir a dormir. Al menos, invierte 5 minutos en hacer algo que te guste y disfrutes como: leer alguna revista, darte una ducha relajante, realizar algún ejercicio de estiramientos, escuchar música… ¿quién no dispone de 5 minutos? No es la cantidad de tiempo que dedicas sino la calidad y el hábito diario. Mejor 5 minutos cada día, que 20 minutos una vez al mes.

Si sigues estos sencillos consejos la  vuelta al trabajo será algo más llevadera. ¿Quieres probar?

© Ana Molina Gavilán 2010

PUBLICA MIS ARTICULOS: puedes hacerlo informándome, copiándolo en su totalidad e incluyendo la siguiente frase al final del mismo:

“Ana Molina  es asesora en Auto-motivación y Bienestar Profesional. Ayuda a las personas con recursos y técnicas prácticas a subir el ánimo y tener más vitalidad en su vida personal y profesional. Basa su trabajo en el Método TRCD. Visita ahora www.anamolina.es para recibir más tips gratis.”

Tags: , , , , ,

Leave a Comment