El cuerpo y nuestra capacidad de acción y concreción

El cuerpo es nuestro vehículo personal que hemos de “poner a punto”, cuidar y darle lo que necesita cada día para viajar en él, más cómodos, más seguros y confiados.

A través de nuestro cuerpo, y gracias a él nos movemos por la vida: Transmitimos nuestras ideas, pensamos, creamos y concretamos proyectos, nos relacionamos, trabajamos, en definitiva, vivimos.

Cuidar nuestro cuerpo y darle lo que necesita es clave para pensar con mayor claridad y mantenernos centrados. Cuando estamos tensos e incómodos a nivel corporal nuestra cabeza está confusa y va más lenta.

Este artículo aporta claves básicas de cuidado corporal para poder pensar de manera más clara y precisa y estar más vivos y activos.

Estas pautas son básicas y seguro que ya las realizas dentro de tus hábitos diarios. Lo que este artículo aporta además es el beneficio emocional que consigues.

PAUTAS BASICAS:

La ducha diaria para empezar el día desde cero.

Nos ayuda a dejar atrás lo que pasó ayer y empezar el día de nuevo, sin tensiones ni pensamientos de ayer. Ayer fue ayer y hoy es hoy. Ponemos el cuerpo en punto de inicio, preparado para afrontar el nuevo día con el máximo de nuestros recursos. Pauta: cuando te duches con la esponja llena de jabón verbaliza lo que quieres limpiar, por ejemplo: “saco la pereza y el cansancio de mi cuerpo”. Este sencillo gesto te ayuda a limpiar a nivel físico y a nivel mental, pues al verbalizar ayudas a sacarlo de tu pensamiento. Hay quien canta en la ducha (aceptado socialmente), bueno pues tu vas a verbalizar. ¡Pruébalo!

Las comidas

  • El desayuno. Nos ayuda a centrarnos antes de salir de casa. Procura que cada día sea diferente para dar al cuerpo variedad y no rutina.
  • La comida. Te ayuda a mantenerte centrado para seguir el día con energía y vitalidad. Puede ser algo ligero y rápido, pero no te lo saltes porque no tienes tiempo o tienes mucho trabajo.  Si no comes no estarás al máximo de tu capacidad y cualquier tarea te costará más realizarla, y además, en la cena “arrasarás” (comerás en exceso) y te costará dormir bien.
  • La cena. Ya en casa, es tu momento de tranquilidad. Te ayuda a relajarte y prepararte antes del sueño.

El movimiento: hacer y concretar

Es importantísimo ir haciendo y avanzando y  no dejar las cosas para mañana si queremos tener un buen nivel de  vitalidad.  El cuerpo quiere movimiento y acción, si lo paralizamos con ideas y pensamientos absurdos, se llena de tensiones y nos provoca malestar. A su vez la cabeza se llena de “tareas pendientes-inacabadas” y el pensamiento se ralentiza. Al hacer y actuar vas avanzando y una cosa te lleva a otra. Te recomiendo la lectura del artículo “Pensar lo justo” si quieres ampliar la información sobre este punto que es crucial. Lo encontrarás en la pestaña “Enfoque Personal” situada a la izquierda de esta página web.

Una actividad que te guste

Busca un hobbie, una actividad que te agrade. Te ayudará a recargar las pilas y a estar más contento.  Así subirás tu ánimo y tu vitalidad. Encuentra tu momento: el fin de semana, cada día un rato (si puedes), busca tu espacio de disfrute personal. Puede ser un deporte, escuchar música, bailar, caminar por un parque, hacer yoga,  leer un libro de intriga, ver una película interesante,…

La imagen personal

Importantísimo que te veas y te gustes. No hace falta ser un modelo de pasarela. Cada uno a su ritmo puede ir mejorando su imagen si se lo propone. Ponte ropa que te guste y que te favorezca, usa diferentes colores y combinaciones, añade complementos que irás cambiando, cuida tu peinado, tus uñas, y todo esto para sentirte bien contigo mismo.  Te ayudará a sentirte más seguro y confiado en la interrelación diaria con los demás.

Zonas corporales y funciones emocionales

Cada zona corporal está asociada a una función emocional. Puedes verlo en este sencillo esquema del Método TRCD.

Zona Corporal Función Emocional
Comunicativa: cuello Expresar
Plexo: tórax Interrelación y Selección emocional
Creativa: Barriga Generar impulsos creativos
Asentamiento Básico: Espalda Base y eje corporal
Asentamiento Generado: Brazos y Piernas Acción y Concreción de planes y objetivos
Mente Generar pensamientos

Así, por ejemplo, cuando hacemos algún ejercicio físico como caminar, correr, bicicleta, … estaremos potenciando nuestra capacidad de acción y movimiento al ejercitar y fortalecer nuestras piernas. Espero que estas sencillas claves te sirvan en tu día a día.

¡Hasta pronto!

Foto: “Dancer”   © sxc.hu/katagaci

Sobre la autora:

Ana Molina es Licenciada e Administración de Empresa por Bentley College (EEUU) y especialista en Técnicas para el Bienestar personal y Rendimiento profesional. Basa su trabajo en el Método TRCD.

© Ana Molina 2010    Si quieres publicar mis artículos, puedes contactar en info@anamolina.es.

Tags: , , , ,

Leave a Comment