El día que me hice un regalo

El día que me hice un regalo…

Sin hacerme la víctima.

Sin esperar que nadie lo hiciera por mí.

Simplemente porque quise, y sentía que me lo merecía.

Ese día me sentí bien.

Darme mi propio bienestar.

Sin esperar ni pretender que otro me lo diera.

Sin buscar culpables de mi malestar salvo, si acaso, yo misma con mis comportamientos y actitudes a las que me aferraba sin querer cambiar.

Ese día empecé a ser un poco más libre.

El día que me responsabilicé de mi propio bienestar sin buscar culpables.

El día que busqué, me moví, tomé decisiones, y al final encontré ese regalo que yo misma conseguí para mí.

Ese día me sentí un poco más fuerte y capaz.

A ese regalo simbólico siguieron otras muchas cosas que yo necesitaba y que quería (e incluso exigía) que otros adivinasen y me diesen.

Hasta pronto.

Foto: “Nenita”    © Elisa Gómez Rosas

© Ana Molina Gavilán 2010

Sobre la autora:

Ana Molina es Licenciada e Administración de Empresa por Bentley College (EEUU) y especialista en Técnicas para el Bienestar personal y Rendimiento profesional. Basa su trabajo en el Método TRCD.

Tags: , , ,

Leave a Comment