Hellen Keller, modelo de superación personal

Hellen Keller, modelo de superación personalCiega y sordomuda, llegó a ser una conferenciante y escritora de éxito.

Esta es historia de una mujer sordomuda y ciega que, con apoyo y un gran afán de superación, llegó a ser conferenciante y escritora de éxito.   

La oratoria es el arte de hablar con elocuencia. Según el diccionario de la Real Academia Española, la elocuencia es la facultad de persuadir, deleitar o conmover que tienen las palabras, los gestos y los ademanes, o cualquier otra acción capaz de dar a entender algo con viveza.

En Grecia se dio especial atención a la oratoria. Sócrates creó una famosa escuela de esta diciplina en Atenas. En Roma surgieron verdaderos expertos en la materia, como Quintiliano.

A lo largo de la historia ha habido grandes oradores con excelentes recursos expresivos. Algunos de ellos fueron reconocidos a nivel mundial, como John Fitzgerald Kennedy, Winston Churchill, Martin Luther King y Barack Obama, por nombrar algunos.

Pero hay otras formas de comunicar, como la de una oradora muy especial. Una oradora que se caracterizó por su gran afán de superación: Hellen Keller.

Una infancia difícil

Helen Keller se quedó sorda, muda y ciega a la edad de un año y medio debido a un proceso de altas fiebres al que consiguió sobrevivir. A partir de ese momento, su infancia transcurrió de manera complicada.

Se convirtió en una niña rebelde y díscola. A menudo tenía arranques de ira. Su familia no sabía muy bien qué hacer para ayudarla. Hellen se sentía apartada del mundo exterior, con el que no se podía comunicar. No tenía manera de expresar lo que sentía ni de entender a los demás.

Necesidad de apoyo, comprensión y expresión

La perseverancia de sus padres y el deseo de ayudarla hicieron que, después de una intensa búsqueda, encontraran apoyo. Una mujer muy especial llamada Anne Sullivan se convirtió en la maestra y mentora de Hellen cuando ésta contaba seis años de edad.

Sullivan enseguida entendió que el origen de las rabietas de Hellen era su incapacidad para relacionarse y expresarse. Con paciencia, comenzó a educar a Hellen y la acercó de nuevo al mundo enseñándola con métodos propios que ella misma iba creando. ¿Cómo? Gracias a su sensibilidad, intuición e inteligencia y siguiendo el ritmo natural de aprendizaje y necesidades personales de Hellen.

A través del lenguaje de signos, y mucho trabajo y cariño, Anne consiguió que la arisca Hellen cambiara poco a poco su actitud

Exploración y aprendizaje constantes

Anne inventaba cada día alguna forma de enseñar a Hellen el significado de las cosas. Por ejemplo, para mostrarle el vuelo de los pájaros, recogió tres gorriones y los soltó a volar en un cobertizo. Hellen, a través del aire que provocaba el revoloteo de los pájaros, conectó con el concepto de “vuelo en un espacio abierto” y con el término “libertad”.

Así, la joven desarrolló admirablemente el sentido del tacto, el olfato y el gusto. Le gustaba aprender y descubrir el mundo a su alrededor, y para ello tenía a la mejor maestra.

Los progresos educativos de Hellen se extendieron por todo el país. Incluso, el presidente Cleveland quiso conocerla en persona. Llegó a ser una excelente estudiante y se graduó con honores en el Radcliffe College en 1904.

Escritora de éxito

Hellen Keller nunca llegó a hablar a la perfección, pero sí lo suficientemente bien como para dar conferencias públicas por todo el mundo y hacerse entender con la ayuda de su mentora Anne. Las ponencias que ofrecía eran a favor de sordos y ciegos.

Probó muchas ramas del arte e incluso se ejercitó en la escultura, pues tenía muy desarrollado el sentido del tacto. Sin embargo, consiguió destacar como escritora, creando arte a través de la expresión escrita de sus pensamientos.

Su primer libro La historia de mi vida, tuvo gran acogida. Entre otros, también escribió Luz en mi oscuridad y Amar esta vida: palabras de aliento ante la adversidad.

Los discursos de Hellen Keller quizás no eran perfectos técnicamente, pero sí llegaban a ser altamente elocuentes y todo un ejemplo de superación y logro.

 

Sobre la autora:

Ana Molina es Licenciada en Administración de Empresa por Bentley College (EEUU) y especialista en Técnicas para el Bienestar personal y Rendimiento profesional. Basa su trabajo en el Método TRCD.
© Ana Molina 2010    Si quieres publicar mis artículos, puedes contactar en info@anamolina.es.

Tags: , , ,

Leave a Comment