Pensamiento nublado y pensamiento soleado

El estado de nuestra mente y el tipo de pensamientos que generamos es clave para nuestro nivel de vitalidad y bienestar.   En este artículo hago un paralelismo entre nuestro estado mental y el clima o pronóstico del tiempo.

Tu mente puede generar un día nublado y gris o un día soleado y luminoso.

Este sencillo símil puede ayudarte a darte cuenta durante el día si estás en pensamiento nube o en pensamientos sol,  y poder revertir tu clima mental, si así lo decides.

Paso a definir cada tipo de pensamiento y aporto algunas claves para intentar transferir de nube a sol.  ¿Quieres probar?
¿Qué es un pensamiento nublado?

Es un tipo de pensamiento que nos saca de nuestro eje corporal y emocional y nos descentra. Algunos ejemplos que te ayudarán a identificarlos:

* Pensamientos de comparación. Cuando nos fijamos en algo que tiene otro y yo no o viceversa y nos sentimos más o menos que…     * Pensamientos de crítica y enjuiciamiento. “Mira este lo que ha hecho…”,  “pues vaya pintas que tiene…”, etc.
* Negaciones emocionales y auto-lamento: no sé, no valgo, no puedo, no merezco, no tengo,  y demás lindezas que nos decimos internamente todo el tiempo.

Todos en mayor o menor medida generamos este tipo de pensamientos y es muy fácil caer en ellos a la que te descuidas. Por eso es importante identificarlos para salir de ahí lo antes posible porque nos descargan, nos desvitalizan y nos dejan sin fuerza para hacer de verdad cosas interesantes y constructivas para nosotros y nuestro entorno.

¿Qué es un pensamiento soleado?

Surgen cuando  vamos más allá de los pensamientos nublados.  Son pensamientos de avance, de nuevos retos, de ilusión, de responsabilizarnos por nuestros éxitos y nuestros fracasos, de no compararnos sino estar centrados en nosotros y en lo que podemos hacer.

Son pensamientos que surgen de seleccionar qué hay de positivo y nutriente en cada situación y quedarnos con ello en vez de ver solo lo negativo. Son pensamientos que nos impulsan a hacer y emprender. Mueven a la acción y al aprendizaje desde la implicación y el compromiso personal.

Son pensamientos de estímulo que nos llevan hacia adelante, nos ponen en el camino de la energía y la vitalidad, porque nos ayudan a generar un camino propio que es único y personal.

Los pensamientos soleados NOS CENTRAN y NOS PONEN ESTADO DE ACCIÓN Y APRENDIZAJE.

¿Cómo podemos pasar de pensamientos nube a pensamientos sol?

La clave siempre es LA ACCION CONSTRUCTIVA.

*     De la Comparación al estímulo y desarrollo personal.

Digamos que Pepe habla bien inglés y yo no, y me gustaría manejarme con cierta fluidez en ese idioma. Pues voy y me preparo, voy a clases, hablo, participo, me atrevo a hablar aunque no lo haga perfecto, y me pongo a desarrollar esa habilidad que veo en Pepe y que yo quiero para mí. ENTRO EN ACCION PARA DESARROLLAR ESA HABILIDAD, EN VEZ DE PENSAR QUE PEPE SABE Y YO NO.  En vez de compararme, me inspiro, busco mi estímulo de acción…  y me pongo en marcha.

*    De la crítica a la acción constructiva.

La crítica es una pérdida de tiempo, nos desgasta, y no hay avance.  La mente y el cuerpo se van descargando y perdiendo fuerza para hacer algo más positivo por ti mismo que es lo interesante y lo saludable.

*    Del auto-lamento a la acción.

Los  no sé, no valgo, no puedo, etc. Es importante salir de ahí cuanto antes a través de la acción. Puedes tomar un papel y bolígrafo y escribir todo tu lamento durante 5 minutos y después romper el papel y tirarlo en la basura más cercana. Esto ayuda a descargar la mente de esos pensamientos. A continuación haz algo que te ponga en movimiento corporal. Da un paseo, haz algo de ejercicio que te guste, llama a alguien positivo y activo, pide ayuda. HAZ, ENTRA EN ACCION para ir saliendo de ahí.

UN EJERCICIO CON IMÁGENES QUE TE PUEDE AYUDAR: Cuando te notes lleno de nubes negras de tormenta, cierra los ojos y con cada respiración vas introduciendo el color blanco (al inspirar) y expulsando el color negro (al expulsar el aire). Así, con cada respiración, poco a poco visualiza como esas nubes negras se van convirtiendo en grises y blancas, y después van desapareciendo hasta aparecer un cielo azul luminoso con un sol resplandeciente.   Quédate con esa imagen.

¡Hasta pronto!

Sobre la autora:

Ana Molina es Licenciada en Administración de Empresa por Bentley College (EEUU) y especialista en Técnicas para el Bienestar personal y Rendimiento profesional. Basa su trabajo en el Método TRCD.

© Ana Molina 2010    Si quieres publicar mis artículos, puedes contactar en info@anamolina.es.

Tags: , , , , ,

Please leave a comment

  1. Olga Mirasol Floria Says:

    Muy buen articulo y muy buenos consejos.Gracias Ana por tus artículos.

    Un abrazo .

    Olga Laura

  2. Marcela Alejandra Brizuela Says:

    Felicitaciones por este sitio, y gracias ya que a mi me ha servido de mucho y lo sigo con mucho entusiasmo más ahora que estoy por emprender mi propio estudio de decoración con una amiga.Comenzaremos desde cero pero con pensamientos muy positivos.
    Marcela Brizuela.Buenos Aires.Argentina

    Marcela Brizuela
    Diseño de Interiores

Leave a Comment