¿Quieres estar más centrado y que el desánimo externo no te invada?

En estos momentos hay mucha gente desanimada y confusa. En muchas ocasiones la realidad que vemos nos puede. Nos dejamos invadir por lo que vemos negativo a nuestro alrededor y dejamos que ese desánimo entre en nosotros. Seamos conscientes o no, esto nos perjudica enormemente.

Sí, la realidad es la que es, pero ¿te has parado a pensar en cómo te dejas atrapar por esas ideas y pensamientos externos y cómo eso disminuye tu capacidad de acción, concreción, y disfrute en tu vida? En este artículo te voy a dar unas claves para que estés más centrado y que el desánimo externo no te invada:

1. Fíjate en lo que escuchas, lo que ves, y lo que hablas.

¿Verdad que si tomas un alimento en mal estado tu salud física se resiente? Pues lo mismo aplica a la información que proporcionas a tu mente a diario. Si lo que escuchas, lo que ves, y lo que hablas es negativo y pesimista en su mayoría, date cuenta, y empieza a cambiarlo. No se trata de repente de verlo todo de color de rosa (que sería una fantasía), se trata de no quedarse enganchado en el pesimismo reinante, se trata de ver la realidad sin que esta realidad te pueda. La realidad es la que es pero que esto no te impida hacer, moverte, concretar. Si te dejas atrapar por el negativismo externo, poco a poco te irá desgastando: tu mente se ralentiza, tu cuerpo entra en un cansancio enorme, y notas que no tienes ganas de hacer nada. Si solo pones atención a lo negativo, tus recursos y capacidades mermarán. Date cuenta de que también son una realidad los recursos, apoyos, y posibilidades de avance que en este momento tienes.

2. Muévete, haz, concreta, actúa.

La acción y el movimiento te conectan con tus capacidades y recursos reales.La fuerza y bienestar corporal se reflejan actuando. Es importante que hagas cosas tanto en tu trabajo como en tu vida personal.  Para potenciar el movimiento y la acción en tu vida haz algo de ejercicio físico a diario, te ayudará a descargar tensión y pensarás de manera más clara y precisa para actuar.

3.   Cierra temas. La importancia del principio y el fin.

Empezar y acabar las cosas que tienes entre manos es muy importante para nuestro relax mental y corporal. Cuando tenemos muchas cosas pendientes no podemos descansar. Nuestra mente se carga y nuestro cuerpo se llena de tensión. Las cosas sin concluir se convierten en pensamientos repetitivos que dan vueltas y vueltas en nuestras cabecitas y cargan de tensión nuestra espalda.

4. Procura ser lo más claro y concreto posible.

Hay mucha confusión externa. La confusión y la falta de claridad crean estados de tensión y malentendidos. Procura ser claro y concreto al expresarte. Pide y di realmente lo que quieres. De esta manera verás las cosas con más claridad y eso te dará calma.

¡Ánimo!

© Ana Molina Gavilán 2010

PUBLICA MIS ARTICULOS: puedes hacerlo informándome, copiándolo en su totalidad e incluyendo la siguiente frase al final del mismo:

“Ana Molina  es asesora en Auto-motivación y Bienestar Profesional. Ayuda a las personas con recursos y técnicas prácticas a subir el ánimo y tener más vitalidad en su vida personal y profesional. Basa su trabajo en el Método TRCD. Visita ahora www.anamolina.es para recibir más tips gratis.”

Tags: , , , ,

Leave a Comment